Texto descriptivo de la foto
Imagen 2 de 10

Manantiales y Fuentes de Andalucía

Balneario de LA ALISEDA

Localización

Nombre del manantial/fuente:
Balneario de LA ALISEDA

Pedanía, aldea, paraje o pago:
Baños de la Aliseda

Municipio:
Santa Elena

Provincia:
Jaén

Coordenadas UTM (ETRS89):
X: 449768.181    Y: 4243056.002   Huso: 30
Altitud: 683 m
Nombre de la cuenca:
Guadalquivir

Nombre de la subcuenca:
Rumblar

Nombre de la masa de agua (si procede):
Sin Clasificar

Nombre del Espacio Natural Protegido (si procede):
No se encuentra incluida en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía

Procedencia del agua

Nombre del lugar o sierra de donde se supone procede el agua:
Sierra Morena

Naturaleza de las rocas por donde se supone circula el agua:
Rocas metamórficas
Otras rocas: Pizarras y cuarcitas

Tipo de elemento

Abastecida desde otra fuente o manantial principal: Fuente de San José

Descripción

Las ruinas de este balneario se encuentran a 5 km de la ciudad de Santa Elena, por la carretera J-5020, en el área recreativa de La Aliseda. En la zona se pueden encontrar diversas estructuras, todas en avanzado estado de abandono y ruina, entre ellas el edificio del balneario y otros de los que sólo quedan los cimientos indicando la planta que tenían. Todos los elementos que en los edificios recordaran que fueron balneario han desaparecido y apenas quedan los muros de pizarra. Las aguas de esta zona tuvieron gran predilección a finales del s. XIX y comienzos del s. XX.

Eran numerosas las surgencias aprovechadas entre ellas San José, Herrumbrosa y de la Salud (ver fichas).

Cabría destacar que se ha venido llamando Balneario de La Aliseda al establecimiento que albergó la afamada Fuente de San José. Ciertamente, ambos elementos están intrínsecamente relacionados ya que la fuente se encontraba en el interior del Balneario, es más, se construyó éste sobre la fuente para, de esta manera, tener allí mismo el agua. Sin embargo, parece justo considerar el Balneario de La Aliseda, o complejo del Balneario como una serie de elementos tan importantes casi como el propio establecimiento, como lo eran la Fuente de La Salud, donde también eran derivados enfermos que, por sus dolencias, mayormente estomacales, pudieran recibir el tratamiento con sus aguas que, en este caso, eran bebidas. Tampoco podemos olvidarnos del hotel que se construyó para albergar a los pacientes, las piscinas de baños, los huertos, las arboledas, las casas de los bañistas, la capilla, la propia casa del propietario, las casas del personal, caballerizas, etc. que, todo ello, constituyeron el complejo sanitario del Balneario de La Aliseda.

El Ayuntamiento de Santa Elena tiene aprobado un proyecto para rehabilitar y poner en valor la zona restaurando elementos como las propias fuentes de San José y de La Salud, así como el Balneario. De entre los trabajos presentados, se escogió el presentado por el estudio de arquitectura Campos Alcaide (Ver web: http://traxslp.com/?p=4942). Aunque ya se cuenta con financiación para el proyecto, a fecha de 2020, aún hay partes con las que aunar esfuerzos como la confederación hidrográfica y la Consejería de Medio Ambiente.

Instalaciones asociadas

Área recreativa
Balneario

Uso del agua

Otro: Balneario

Acceso y uso público actual

Acceso: Sin dificultad Uso público actual: Bajo
Valoración de las instalaciones y facilidad de uso:
Deficientes. 

Estado de conservación

Deficiente

Amenazas, impactos y presiones

Abandono, suciedad y vertidos.

Descripción hidrogeológica

Al igual que el grupo de manantiales de La Aliseda se localiza dentro del área de metamorfismo de contacto generado por la intrusión granítica de Santa Elena sobre la serie paleozoica.

Se trata de manantiales que tienen baja permeabilidad por tratarse de series "apizarradas". La presencia de niveles areniscosos, lentejones cuarciticos, diques, etc. y posiblemente la alteración producida por la intrusión granítica, generan un entorno más permeable que permite la existencia de manantiales.

Descripción arquitectónica

Las descripciones de la fuente de San José, el establecimiento donde ésta se hallaba (considerado el balneario de la Aliseda), así como la fuente de La Salud pueden consultarse en sus fichas correspondientes. En este caso, podemos añadir la descripción del hotel que se construyó para albergar a los pacientes. Lo hará, directamente, el médico-director D. Ramón Gómez Torres en 1.902;

“Para hospedaje de la concurrencia existe una fonda de construcción moderna, con hermoso restaurant y comedores de primera y segunda clase; salón de reuniones, con buen piano, sala de billar y juegos de tresillo, ajedrez; dominó, etc. Emplazada en un extenso local, circunscrito por el restaurant y comedores, hay una hermosa cocina económica, instalada también por los Sres. Corcho Hijos. Tiene, además, la fonda unas 75 habitaciones-dormitorios, que se pueden considerar de primera y segunda clase. Contiguo a la fonda hay otro edificio llamado el Palacio. Consiste en un patio central rodeado de cuatro cuerpos: uno lo forma la casa-morada del propietario, D. José Salmerón, y los otros tres lo constituyen unas galerías que dan acceso a unos 35 dormitorios, que pueden considerarse como de tercera clase.”

Y el Dr. D. Lope Valcárcel y Vargas, de la siguiente forma en su manual de instrucciones (y tarifa de precios), del 15 de Junio de 1.908 para el uso y disfrute del balneario:

“Hotel confortable para 200 personas, montado con el orden, limpieza y antisepsia del mejor sanatorio. Magnifico alumbrado dentro y fuera del edificio para los servicios públicos. Salón de recreo. Sala de fumar, lectura y juegos lícitos, incluso billar. Comedores de preferencia, primera y segunda para los enfermos. Comedor de tercera para la servidumbre. Excelente cocina con exquisitos y variados menús, a cargo del competentísimo personal de los dos últimos años. Pan elaborado diariamente en la casa.”

Antecedentes históricos

Resume muy bien la historia del balneario el artículo escrito por Lorena Cádiz el 18 de febrero de 2015 en el periódico digital www.ideal.es. Se transcribe literalmente:
“Fue a comienzos del siglo XVIII cuando los labriegos que trabajaban en la finca de La Aliseda descubrieron un caudal de agua que despedía muchas burbujas. Llamado en un principio Fuente Agria, por el gusto ácido del agua, la fama de sus virtudes curativas se fue extendiendo.
El médico Juan de Dios Ayuda fue el primero que registró por escrito el valor médico de esas aguas. «Conviene administrarla en los vicios de la digestión, flatulencias, vómitos, diarreas y lombrices...», dijo.
Esa fue una de las causas por las que el Marqués de la Rambla se construyó una casa allí, donde además plantó muchos álamos y levantó una fuente. En la casa se admitía a todos los que venían a tomar las aguas, mucho antes de que construyera el balneario.
En 1730, Rodrigo Pedro de Orozco, Marqués de la Rambla, se construyó una casa en este paraje, atraído por el carácter medicinal de sus aguas. Una propiedad, que acabó pasando a sus descendientes. Pero quien hizo de La Aliseda lo que llegó a ser fue José Salmerón y Amat. Este hombre, nacido en Almería en 1830 y procedente de una familia humilde, emigró a la provincia de Jaén y acabó instalándose en Úbeda, donde se dedicó a la manipulación de esparto, que tanto abundaba en la zona.
El negocio le fue bien y consiguió comprarse uno de los más blasonados palacios de Úbeda, subastado por una deuda, por la Hacienda Pública. Un buen día se presentó en su casa un hombre, que dijo ser pariente de los anteriores propietarios de ese palacio, y le ofreció comprárselo por lo que quisiera. Pero José Salmerón no pidió dinero. Sabía que ese hombre era el propietario de la finca La Aliseda, que él conocía bien porque había trabajado en las cercanas minas de La Carolina, y le ofreció cambiar el palacio por la finca. Y así se hizo.
Se trasladó hasta allí para trabajar en la minería, pero animado por los consejos de distinguidos médicos de la época, empezó a ser consciente de la riqueza de la zona y de sus posibilidades, y en 1907 construyó un elegante balneario y un hotel. Y hasta mediados de los años 30 del pasado siglo XX allí acudieron brillantes personalidades.
Como curiosidad, uno de sus clientes más asiduos era el Infante Carlos de Borbón, que acudía con su segunda esposa María Luisa de Orleans, que padecía tuberculosis, y por eso pasaban allí largas temporadas. Se ve que la paz del lugar y las aguas le sentaron bien porque en uno de aquellos años la mujer se marchó de allí embarazada de la Infanta Mercedes, que llegaría a ser esposa del Conde de Barcelona, y madre del rey Juan Carlos. Ambos regalaron varios retratos dedicados con alabanzas al balneario, que se conservan hoy día, junto con el libro de oro de La Aliseda, con las firmas de todos los personajes de más prestigio que pasaron por allí.
El balneario llegó al fin de sus días cuando los descendientes de Salmerón acabaron vendiendo la finca y hasta desmontando los edificios para poder vender los materiales para pagar todas las deudas que tenían.”
Enlace al artículo:
https://www.ideal.es/jaen/provincia-jaen/201502/18/aliseda-revive-siglo-despues-20150217213630.html

Y así fue, tras el fallecimiento de D. José Salmerón y Amat el 29 de Octubre de 1.916 el balneario, se fue quedando en el abandono. En los vuelos fotográficos americanos, Serie A, sobre la zona (años 1.945-1.946) todavía es posible observar los restos del hotel, de la casa de D. José, se intuye la Fuente de La Salud y hasta el edificio que alojó la Fuente de San José (considerado como el Balneario de La Aliseda). En los siguientes vuelos, Serie B (años 1.956-1.957) ya solo es apreciable el solar que quedó del Balneario por lo que, podría considerarse que fue durante estas fechas donde terminó por ser borrado del mapa. La naturaleza siguió su curso y el bosque siguió creciendo cerrando de arboleda todo el lugar sin que puede precisarse, mediante ortofotos actuales, resto alguno del balneario. Actualmente, del considerado Balneario, no queda nada, tan solo lo que parecen ser algunos muros y un monolito que situarían el establecimiento. Del hotel, de varias plantas, tan solo ha quedado un solar. La Fuente de La Salud es un rezume actualmente en un socavón del suelo. La casa de D. José Salmerón aún mantiene sus muros, así como los de otras casas aledañas que son usadas para el guardado de ganado por los pastores locales. La piscina y algunos estanques todavía se conservan. El Puente de Los Suspiros se mantiene en muy buenas condiciones. Los huertos y castañares es la zona que ahora ocupa el área recreativa.

Aspectos culturales y etnográficos

La llegada del Balneario de La Aliseda y la astucia empresarial tuvo también mucho qué ver con el cambio de topónimos de muchos elementos y bautizo de otros sin nombre para evocar un paraje, casi celestial. Así pues, la Fuente Agria pasó a ser llamada Fuente de La Salud. La Fuente del Burro; Fuente de San José. El puente de acceso se llamó Puente de Los Suspiros (o del suspiro, aparece nombrado de ambas formas), en consonancia también con el Cerro de Los Suspiros, lugar dónde se ubicó el Hotel del Balneario. El bosque de Alisos y Fresnos pasó a ser Bosque de Los Ruiseñores, y otros topónimos oníricos como Pinar de Las Águilas, Praderas de los Castaños, etc.

El médico-director del establecimiento publica en Junio de 1.908 el manual de uso y tarifas del establecimiento donde pueden encontrarse los precios por las sesiones de aguas, de las habitaciones, de las casas con cocina, hasta ofertas en función de la duración de la estancia. Por ejemplo, la entrada al establecimiento de la fuente de San José o de La Salud costaba 10 pesetas, las inhalaciones difusas costaban 1 peseta para primera clase, 2 para la segunda, al igual que las pulverizaciones y baños, 1 peseta para primera clase, 2 para segunda, etc. Además, también había descuentos para la estancia en la fonda, en función de los tratamientos “contratados”. También se indicaba la fecha de inicio y fin de temporada; de 15 de Abril a 30 de Junio y del 1 de septiembre a 15 de Noviembre. Los precios de las habitaciones en la fonda iban desde las 2 pesetas diarias hasta las 20 pesetas en función de la categoría y clase de la habitación. Las habitaciones en las casas con cocina propia costaban 2 pesetas diarias, y así con los precios del restaurante, comedor, etc.

http://www.bibliotecavirtualdeandalucia.es/catalogo/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1010131

Años atrás, D. Ramón Gómez Torres, director anterior a D. Lope Valcárcel y Vargas, habría escrito una memoria, en 1.902 donde, en su parte final, detalle un reglamento para el régimen interior del establecimiento para la fonda, las casas y los establecimientos de las fuentes de San José y La Salud.

Para la fonda, los artículos del reglamento son los siguientes:
Art. 1.° Con arreglo a las disposiciones vigentes y a los más elementales principios de higiene, todos los departamentos y habitaciones de la fonda estarán perfectamente limpios.
Art. 2.° Habrá profusión de vasijas o escupideras con disoluciones antisépticas para esterilizar los esputos, quedando prohibido escupir en el suelo. Estas vasijas se colocarán en el restaurant, en los comedores, salones, pasillos, dormitorios y retretes.
Art. 3.° En los retretes habrá depósitos de aguapara facilitar el aseo.
Art. 4.° La mesa estará servida según marca la tarifa aprobada por el Sr. Gobernador de la provincia, y la comida será sana, suficiente y bien condimentada.
Art. 5.° Con el objeto de que los señores concurrentes se cercioren de que la leche que se expende en el Establecimiento es pura, se facilitará un pesa-leches a todo el que lo reclame.
Art. 6.° En la Dirección existe un libro de reclamaciones, donde los señores concurrentes tienen derecho a consignar los defectos que notaren en la comida, limpieza y orden del establecimiento.
Art. 7.° El Médico-Director queda obligado a poner las reclamaciones, apenas se formulen, en conocimiento del propietario o administrador, para su oportuno correctivo; y en caso de no ser atendidas, se comunicarán al Sr. Gobernador de la provincia.

Para las casas, éstos:
Art. 8.° Las familias que prefieren habitar en las casas y comer por su cuenta, cuidarán de no arrojar por las ventanas aguas sucias, restos de hortalizas, sobras de comida, etc., que por descomposición pueden constituir focos infecciosos.
Art. 9.° Las casas se blanquearán al principio de cada temporada.
Art. 10. Los concurrentes a las casas pueden surtirse de alimentos en la cantina del Establecimiento.

Respecto a las faltas que notaren, tienen derecho a consignarlas en el libro de reclamaciones de la Dirección para los efectos consiguientes.

Para los establecimientos se pueden consultar en la ficha de la Fuente de La Salud.
La publicación original puede localizarse en el siguiente enlace:

https://books.google.es/books?id=EzaMko-RhjcC&hl=es&pg=PA14#v

Otra información

Este balneario, así como la zona en su totalidad, el río de la Campana y el área recreativa de La Aliseda, donde hoy permanecen numerosos castaños secos o en trance de secarse es de un interés muy alto, para su estudio y conservación. En la página de books.google se puede leer un libro muy interesante titulado "Memoria de las aguas minero-medicinales de La Aliseda (provincia de Jaén)" firmado por el médico-director Don Ramón Gómez Torres en 1902. Igualmente hay numerosa información sobre el balneario en diferentes publicaciones debido a la importancia que tuvo para la zona. Recomendable leer algunos de los siguientes enlaces:

https://retablodelavidaantigua.blogspot.com/2016/09/la-aliseda-o-la-vida-de-balneario-i.html
https://retablodelavidaantigua.blogspot.com/2016/09/la-aliseda-o-la-vida-de-balneario-ii_11.html
https://retablodelavidaantigua.blogspot.com/2016/09/la-aliseda-o-la-vida-de-balneario-y-3.html
http://elcochedesanfernando2.blogspot.com/2015/02/sierra-morena-despenaperros-jaen-en.html
http://ruja.ujaen.es/bitstream/10953/717/1/9788484399964.pdf

Existen también numerosas publicaciones y memorias, fácilmente localizables en internet, de los diferentes directores del balneario, con las tarifas de precios y descripciones de las diferentes instalaciones que han sido incorporadas en las diferentes fichas.

Nombre del autor/es y fecha de la ficha

J. A. Palomino León (Grupo Ecologísta ABRA) y A. Ventas
07-02-2010

Advertencia

Esta ficha tiene sólo carácter informativo y preliminar.

Se recuerda que los datos de partida han sido suministrados por personas físicas y están referidos a fechas concretas.

En cualquier caso, la información colgada en esta página web estará en permanente depuración, a través de las adiciones y modificaciones recibidas, y de las verificaciones y homogeneizaciones de criterio oportunas.

Documentación

Localización

Galería

Nombre y apellidos*
Email*
Comentario*
CAPTCHA Image   Reload Image
Enter Code*:

"CONOCETUSFUENTES" es un proyecto pionero de catalogación ciudadana vía Internet de los manantiales y fuentes de Andalucía. Lo desarrolla el Instituto del Agua de la Universidad de Granada. Nació en 2007, fruto de un convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Carece de ánimo de lucro y su política es la difusión libre y gratuita de sus contenidos.

 

Más información sobre nuestra política de privacidad: Política de privacidad

diseño web: digitmedia.es

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información