Texto descriptivo de la foto
Imagen 2 de 10
  • Paisajes del Agua
  • Aguas Font Vella y Lanjarón, S.A.
  • Baños termales de Sierra Elvira
  • Fundación Caja Rural
  • Balneario de Lanjarón

Manantiales y Fuentes de Andalucía

Manantial del ARROYO EL TORILEJO

Localización

Nombre del manantial/fuente:
Manantial del ARROYO EL TORILEJO

Otros nombres conocidos:
Manantial El Torilejo

Pedanía, aldea, paraje o pago:
Arroyo linde entre La Adelfa y Monroy de Manuel Benítez

Municipio:
Puebla de los Infantes, La

Provincia:
Sevilla

Coordenadas UTM (ETRS89):
X: 281901,251    Y: 4185913,372   Huso: 30
Altitud: 219 m
Nombre de la cuenca:
Guadalquivir

Nombre de la subcuenca:
Guadalquivir del Retortillo al Huesna

Nombre del río/arroyo que origina (si procede):
Arroyo El Torilejo

Nombre de la masa de agua subterránea (si procede):
Gerena-Posadas (05.49)

Nombre del Espacio Natural Protegido (si procede):
No se encuentra incluida en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía

Procedencia del agua subterránea

Nombre del lugar o sierra de donde se supone procede el agua subterranea:
Sierra Morena

Naturaleza de las rocas por donde se supone circula el agua subterranea:
Rocas carbonatadas
Rocas detríticas

Tipo de surgencia

Nacimiento a cauce

Descripción

Este manantial se encuentra a unos 100 m arroyo arriba al cruzar éste la carretera SE-7103 según vamos desde La Puebla de los Infantes a Constantina, entre los P.K. 20 y 19; para lo que debemos pedir permiso previamente en una de las dos propiedades: la finca de Monroy de Manuel Benítez Pérez y La Adelfa para las que dicho arroyo sirve de linde. El paso bajo un puente de dicha carretera se produce a poca distancia de unas instalaciones ganaderas de la primera propiedad, que encontramos a la izquierda al pasar el kilómetro 20, y cercano a la entrada de La Adelfa, también a la izquierda en dirección Constantina, próxima al kilómetro 19. Es más, a la entrada de la finca el paso viene rodeado por plantación de avena y guisantes de agricultura ecológica.
Conforme encaramos nuestro ascenso en dirección NW hacia el manantial observaremos en lontananza un roquedo en un promontorio conocido como los Riscos del Torilejo. En La Puebla de los Infantes se les relaciona con las correrías extorsionadoras de El Jabato, un bandolero solitario que, aunque desconocemos su identidad, nos ha quedado de él una leyenda romántica que nos habla de su estancia durante un tiempo indeterminado por el entorno próximo de Las Callejuelas y Sancha.
El manantial, debido a la leyenda, nos provoca un cierto halo de misterio porque imaginamos al bandolero acercándose a él para abastecerse y que abrevara su caballo; o bien que fuera cuando se acercaban a refrescarse en él los pañeros de Constantina que venían a vender sus artículos a La Puebla de los Infantes cuando a la vuelta los amenazaba desprevenidos y los robaba de manera inmisericorde.

Instalaciones asociadas

Ninguna

Caudal medio

Caudal: Bajo (1-10 l/s)   ¿Se agota?: No se agota nunca

Uso del agua

Sin uso
Otro: Fauna silvestre

Acceso y uso público actual

Acceso: Permiso Uso público actual: Bajo
Valoración de las instalaciones y facilidad de uso:
Inexistentes. 

Estado de conservación

Deficiente

Amenazas, impactos y presiones

Otros: El mantenimiento de una plantación cercana intensiva de olivos arbequinos y el estado de abandono a su suerte del cauce del arroyo

Descripción hidrogeológica

Se trata de un manantial que nace en pleno cauce del arroyo "El Torilejo", en un espacio limítrofe de dehesas y matorral mediterráneo. El nacimiento de este arroyo se sitúa a escasos kilómetros más arriba en "La Adelfa", en linde con "Las Callejuelas" y haciendo buena parte de su recorrido junto a la carretera SE-7103 poco antes de llegar al p.k.15 en dirección Constantina.
Paralelo a este arroyo converge el arroyo de Sancha, al Este, al que vierten sus aguas otros afluentes de menor entidad como los arroyos "Las Callejuelas" y "El Quejigo". El arroyo de Sancha se caracteriza por ser caudaloso sobre todo en años de gran pluviosidad, si bien tiende a secarse antes que otros de menor cauce fluvial. El otro arroyo, el Tamujoso, vierte sus aguas en el embalse José Torán (véase CTF), como también lo hacen El Toril, La Dehesilla, Eliseda, Guadalbacar… todos ellos procedentes de Sierra Morena y sus estribaciones.
Debemos hacer constar su cercanía del manantial de la Umbría del Huertezuelo (véase ficha "Pilar de la Umbría del Huertezuelo") y de otros manantiales en Monroy (el actual propietario nos enseña la existencia de otro manantial situado por detrás de la charca o baña porcina que fue descubierto a raíz del comportamiento de los animales que allí iban a beber). Destacar también la presencia de catas mineras junto al arroyo de Sancha a su paso por Monroy y que alcanzan su cota más alta en la Dehesilla con la mina de La Jabata y en las minas del Galayo (nombre que designa una prominencia de roca pelada que se eleva en el monte), explotadas sobre todo por su galena notablemente argentífera con muestras de plata.

Descripción arquitectónica

La maleza y la espesa vegetación de ribera hacen que el acceso al manantial sea dificultoso debido a su estado salvaje y de abandono, si bien para llegar a él tuvimos que pasar previamente por un camino de servidumbre vallado a ambos lados. Su belleza reside, sobre todo, en su privilegiado enclave natural. Sin duda, el deleite paisajístico allá donde se mire embellece cualquier elemento arquitectónico que se precie, no sin desatender el hecho de que arroyo abajo encontramos los restos de una antigua presa para contención del agua del manantial, aparte de la presencia de tela metálica que atraviesa el cauce y que constituye el único elemento disonante tan sólo suavizado por la presencia de una parra silvestre.

Antecedentes históricos

Sobre la Mesa de Sancha, altiplano observador de todo lo que ha sucedido y sucede a sus pies y en lontananza, queda recogido que la misma “está situada al noroeste de la localidad de La Puebla de los Infantes, a una distancia de unos 8 kilómetros de la misma y con una altitud sobre el nivel del mar de 377 m, esto hace de ella uno de los cerros de más altura del territorio que la circunda e incluso del propio término municipal de La Puebla. Esta privilegiada posición que posee, hizo que se convirtiera ya desde muy antiguo en atalaya controladora de esta antigua zona de paso o camino natural, que desde el valle del Guadalquivir se adentraba hacia el interior de Sierra Morena, hasta llegar a las primeras llanuras de la meseta extremeña. Por aquí discurría el antiguo camino que desde Córdoba a Badajoz nos describe Al-Idrisi o El Edrisi (también conocido como El Árabe de Nubia), cartógrafo, geógrafo y viajero ceutí del S.XII. Posteriormente a finales del siglo XVI Hernando Colón en su “Descripción y cosmografía de España”, hace referencia a este camino. En el siglo XIX destacar que la zona fue refugio del célebre bandolero apodado “El Jabato”. Por aquí pasaron las tropas carlistas del General Gómez en 1836 y posteriormente en 1847 el reverendo y viajero escocés autor de entre otras obras de “La Lonja de Sevilla”, Robert Dundas Murray” (Información de J.J. Toribio García).

Sobre el espacio que tratamos al hilo de nuestro manantial: Monroy y lindando hacia el Norte Las Callejuelas; y todo él comprendido entre los arroyos de Sancha y El Torilejo es fácil imaginar toda una encrucijada de caminos y vías pecuarias antiguos: Camino de Constantina a La Puebla de los Infantes que en su día sería sustituido por la actual carretera SE-7103 y que cerca de los Riscos del Torilejo, daba lugar a la Cañada Real El Puerco que discurría casi en paralelo al anterior hasta la zona de Los Linares en que se desviaba hacia el Este atravesando el Valle de Castril, hoy en desuso por haber sido anegada por el embalse José Torán. Sería en dichos Riscos, siempre según la leyenda romántica, donde el referido bandolero “El Jabato” extorsionaba a los que transitaban y a su criterio pudieran llevar dinero encima, como eran los pañeros de Constantina, que comerciaban con tejidos una vez a la semana en La Puebla de los Infantes y que los abordaba a la vuelta tras la venta de sus tejidos. Los cuales una vez informados de sus estratagemas, en uno de sus posibles asaltos sería aniquilado por ellos por la zona de un cercano otero junto a dicha Cañada Real, conocido como cerro El Pañero (Información de José Santana García, propietario de una zona de Monroy).
En cuanto a las funciones específicas del manantial del arroyo El Torilejo, sirvió desde antiguo para abastecimiento de viandantes, cazadores, pastores… y para que a partir de él este arroyo siempre tuviera un mínimo caudal de agua donde abrevara el ganado de las fincas: Monroy, La Adelfa y La Mata del T.M. de La Puebla de los Infantes.

Aspectos culturales y etnográficos

Un toril es un lugar donde se encierran toros y por extensión un cercado de animales, pero si tenemos en cuenta cómo eran estos antiguamente, debemos referirnos a muros o paredes de piedra seca, que todavía se conservan por estas fincas que nombramos. Torilejo, que da nombre al arroyo y al manantial, contiene un sufijo –ejo que le da el significado de diminutivo o despectivo a la raíz toril. Podríamos inclinarnos sin mucho temor a equivocarnos hacia el sentido despectivo, pues la experiencia vivida nos refiere que hay toriles perfectamente conservados y otros abandonados a la suerte del trato inferido por el ganado, optándose en muchos casos por sustituirlos o compatibilizarlos con cercados de postes y mallas metálicas. Es en el sentido positivo del mantenimiento de dichos muros o paredes en el que habrá pensado y tenido en cuenta la UNESCO para declararlos recientemente Patrimonio de la Humanidad. En este apartado debemos referirnos a sí mismo a las antiguas vías pecuarias (cañadas reales, cordeles, veredas de carne y coladas) así como a los abrevaderos y descansaderos anejos, que jugaron un papel importantísimo desde el siglo XIII en nuestra Andalucía y España tanto para el tránsito de ganado como para otras actividades: tránsito de personas, carruajes…Hemos de suponer por las vías referidas a caleros de La Puebla, famosos en la comarca tanto de la Vega del Guadalquivir como de la Sierra Morena por su buen hacer, pasando por ellas con sus animales de carga para vender la cal a los pueblos limítrofes como en nuestro caso Constantina, o a los carboneros y piconeros, o a arrias que comerciarían con diferentes productos como la de los pañeros de la leyenda; todos ellos con sus afanes, empeños y buena carga de cultura popular sobre sus hombros.

Contaba el poeta local, Juan Bernaza Castro, en su crónica “El Jabato: Leyenda de un bandolero” (1997) que el fatídico desenlace de éste, abatido a tiros junto a su jumento, acaeció junto a la fuente de “Vanduro” (Banduro).No deja de ser curioso que el autor sitúe la cueva de este bandolero (quien toma su nombre) allá en “Jibla” (Gibla), si bien según el relato de varios puebleños la cueva aún genera disparidad de opiniones en su “ubicación oral”, pues hay quienes asocian este personaje con la cueva de la Dehesilla, poseedora de características más habitables. Sin duda, la idiosincrasia de los pueblos les hace creadores de sus propios mitos, lo que hace infinito el margen de variación de los mismos.

Otra información

Los autores, Antígona y Rafael, desean expresar su agradecimiento a José Santana García, quien nos acompañó y nos ayudó a componer la información necesaria para la puesta en valor de este manantial.

Valores sectoriales

Científico/Didáctico: -
Minero/Medicinal: -
Paisajístico/Pintoresco: Medio
Otros:
Medio-ambiental: Medio
Recreativo/Turístico/Uso Público: Bajo
Histórico/socio-cultural: Medio
Arquitectónico: Bajo
Económico: Bajo
Arraigo/Aprecio popular: Bajo

Valoración general

Media

Nombre del autor/es y fecha de la ficha

R. Velasco Riejos y A. Márquez Pascual
13-05-2019

Advertencia

Esta ficha tiene sólo carácter informativo y preliminar.

Se recuerda que los datos de partida han sido suministrados por personas físicas y están referidos a fechas concretas.

En cualquier caso, la información colgada en esta página web estará en permanente depuración, a través de las adiciones y modificaciones recibidas, y de las verificaciones y homogeneizaciones de criterio oportunas.

Documentación

Localización

Galería

Nombre y apellidos*
Email*
Comentario*
CAPTCHA Image   Reload Image
Enter Code*:

"CONOCETUSFUENTES" es un proyecto pionero de catalogación ciudadana vía Internet de los manantiales y fuentes de Andalucía. Lo desarrolla el Instituto del Agua de la Universidad de Granada. Nació en 2007, fruto de un convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Carece de ánimo de lucro y su política es la difusión libre y gratuita de sus contenidos.

 

Más información sobre nuestra política de privacidad: Política de privacidad

diseño web: digitmedia.es

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información